Pagina non trovata – Il nuovo "L'Eco di Aversa"
 

Archivio articoli

Seguici su:

Scarica l’Eco in PDF!

Vai alla pagina dei downloads

Editoria & CD

Scopri il CD di Domenico Cimarosa e i nostri libri

Enciclopedia di Aversa

L'Enciclopedia di Enzo Di Grazia

Guida turistica breve di Aversa

Guida turistica breve di Aversa

Progetto “Aversa Diversa: 1° Cultura, 2° Turismo”

Progetto Aversa Diversa

Gianguido Taglialatela, chef

Gianguido Taglialatela, chef ristorante Ninco Nanco, Aversa
 

Sorry, no posts matched your criteria.


www.ecodiaversa.com
Creative Commons License Questo sito utilizza un licenza Creative Commons License - Powered by Wordpress - Web Design by Claudio Lippi
Pagina non trovata – Il nuovo "L'Eco di Aversa"
 

Archivio articoli

Seguici su:

Scarica l’Eco in PDF!

Vai alla pagina dei downloads

Editoria & CD

Scopri il CD di Domenico Cimarosa e i nostri libri

Enciclopedia di Aversa

L'Enciclopedia di Enzo Di Grazia

Guida turistica breve di Aversa

Guida turistica breve di Aversa

Progetto “Aversa Diversa: 1° Cultura, 2° Turismo”

Progetto Aversa Diversa

Gianguido Taglialatela, chef

Gianguido Taglialatela, chef ristorante Ninco Nanco, Aversa
 

Sorry, no posts matched your criteria.


www.ecodiaversa.com
Creative Commons License Questo sito utilizza un licenza Creative Commons License - Powered by Wordpress - Web Design by Claudio Lippi

Informazioni sull'articolo

Questa pagina contiene un singolo articolo inserito il 22.05.15 13:26.

L'articolo precedente è
La finestra di Capri Salvatore Monetti.

Il prossimo articolo è
Regione Campania: commenti e riflessioni post revoca Dott. Pasquale Persico.

Altri articoli sono presenti
nella pagina principale
o negli archivi.


Ricerca un articolo


 

« La finestra di Capri Salvatore Monetti | Pagina principale | Regione Campania: commenti e riflessioni post revoca Dott. Pasquale Persico »

María Dueñas, "La Templaza" (2015) Luis Suarez

libro.jpg

Lo prometido es deuda. Ya terminado el tercer y por ahora último libro de Dueñas, me pongo a valorarlo. Me ha parecido el mas flojo de los tres. Da la extraña sensación de estar ante una prolongación en el tiempo del primer éxito de la autora. Comienza como lo hacen las telenovelas interminables. Largas presentaciones con todo lujo de barroquismos innecesarios que no dan lugar a la utilización de la imaginación por parte del lector. La acción trascurre lentamente hasta que llega la segunda parte de la novela, y lo que promete, en un primer momento, parece trasformarse en un final de sobremesa televisiva, con recursos fáciles de final feliz y bonanza. Lo que ocurrirá con los personajes dejados, sin su círculo cerrado del todo y que afectarían a la trama, se deja en el aire. No importa. >>>

María Dueñas escribe bien, lo hace bonito, describe a la perfección, narra todo con la profesionalidad de los escritores que tienen la suerte de poder dedicarse a lo que más les gusta. En eso no ha perdido nada. Las reseñas de los personajes son aún así muchas veces repetidas innecesariamente. Lo mejor, los óleos del Jerez de finales del siglo XIX y el boom del comercio, del excelente producto de esa tierra, con Gran Bretaña.

La escritora española María Dueñas se mete en la piel de un hombre para reconstruir los lazos entre dos continentes, Europa y América, en el siglo XIX con su nueva novela, una historia de coraje ante la adversidad y de un destino alterado por la pasión. Un español de origen que viene a América, a México en concreto, cruzando el océano en busca de un futuro mejor. Soledad Montalvo, esposa de un marchante de vinos de Londres, entra en la vida de Mauro Larrea, el protagonista, de una manera "perturbadora" y lo conduce a los viñedos de Jerez.

La autora recuerda que en esa época era muy común en España la expresión "hacer América", que llevó a muchos hombres principalmente, y en menor grado a familias enteras, a buscar suerte en las excolonias del otro lado del Atlántico donde muchos, después de encontrar fortuna, regresaban con ostentación a su país, donde se les llamaba "indianos".

Los protagonistas de La Templanza, tanto Mario como Soledad, son personas acostumbradas al éxito, que rechazan el fracaso y que harán todo lo posible por recuperar sus riquezas y posiciones. Sin embargo, no por ello dejan de conquistar el corazón del lector. Precisamente porque comparten esa fuerza interior que los lleva a no rendirse jamás, y una confianza en sí mismos que les guía a través de acciones heroicas, atrevidas, valientes

De las tierras de Jerez surge el nombre de la novela, pues "La templanza" es el nombre de una viña que fue del legendario clan bodeguero Montalvo, y que por una serie de carambolas, del destino, cae en manos de Mauro Larrea. "Es un doble juego porque la templanza es también la virtud cardinal de la que el protagonista carece a lo largo de casi toda la novela", explica la autora. La templanza hace honor a su título. Moderación, sobriedad y continencia. Esas son las tres definiciones que da la RAE.

Para escribirla, Dueñas se sirvió de su historia familiar, pues su abuelo trabajó toda la vida en una compañía minera francesa en España y desde pequeña conoció algo de ese mundo. El rigor histórico tampoco queda de lado, pues se evidencia una exhaustiva investigación acerca de los pormenores tanto políticos como sociales de la época.

 

www.ecodiaversa.com
Creative Commons License Questo sito utilizza un licenza Creative Commons License - Powered by Movable Type Open Source 4.1 - Web Design by ULTRA Studio

Google Analytics
Amministrazione